Finanzas personales: El camino a la riqueza

publicado a la‎(s)‎ 7 dic. 2012 14:57 por Juan Marcos Quiroga
Mantener un estatus financiero cuando menos cómodo y relajado no es sencillo. Mucho menos lo es el estar estable y tener capacidad de ahorro para invertir, crecer y adquirir bienes y servicios.

Sin embargo, ciertos hábitos han sido identificados por asesores financieros a la hora de trabajar con aquellos que presentan problemas económicos.

Basados en estas experiencias, estas son las cinco conductas que favorecen la administración de tus recursos y mantener una adecuada salud financiera.

Identifica tus malos hábitos de compra
Ciertos gastos cotidianos y tal vez no necesarios pasan por debajo de la mesa sin ser detectados. Al final del mes, esto deja un gran hoyo en el presupuesto.

Por ejemplo, la mayoría de los consumidores de café y té del mundo se sorprenderían de saber cuánto de su presupuesto va a parar al café diario. Es mucho lo que se ahorra comprando una taza térmica y llevando el café hecho en casa, o tomar el que está disponible en la oficina, si lo hay.

Si realmente estas en capacidad de comprar el café diario, incluye ese gasto en tu presupuesto. Lo que no puede pasar, por ningún motivo, es que ese gasto vaya a parar a la categoría de “dinero desaparecido misteriosamente”.

Evita los cheques o pagos devueltos
Cada cheque sin fondos o transacción rechazada en tus tarjetas de débito o crédito genera un alto cargo automático en tu cuenta. Las tasas aplicables, sumadas a lo largo del mes representan un monto importante en términos de ahorro.

Paga el saldo completo de tus tarjetas cada mes
Las tarjetas de crédito son una herramienta muy útil siempre y cuando se pague la totalidad del saldo utilizado cada mes. De lo contrario, harán que cada producto aumente su precio al doble o el triple con el pago de intereses.

Utiliza un software de finanzas
Tal como se explica en el punto a de este artículo, muchos gastos pasan desapercibidos cuando llega el momento de determinar en qué se gastó el dinero que ahora no aparece en las cuentas ni en el presupuesto.

Un software de finanzas seguro asociado a tus cuentas y tarjetas te ayudará a mantener un monitoreo constante de tus gastos, e incluso te permite, en algunos casos, crear alertas que te indiquen cuando te hayas sobrepasado del monto establecido en ciertos rubros y compras.

Esta también es la mejor manera de monitorear cuáles son los rubros en los que se gasta la mayor parte del dinero, ayudando a detectar los “hoyos negros” en las cuentas mensuales.

Además, el software de finanzas permite llevar un mejor control para aquellos casos en los que hay que archivar todas las facturas para declaraciones de impuestos y otros trámites contables.

No coloques todos tus huevos en la misma canasta
A la hora de ahorrar y acumular activos, la peor decisión es arriesgar todo en una jugada. Tener todo el dinero en el banco, en la bolsa de valores, o en bienes raíces, implica que ante el colapso del sistema elegido para multiplicar los bienes, todo se habrá perdido.

Diversificar las inversiones es la mejor manera de evitar pérdidas que puedan llevar a la bancarrota. Por muy prometedora que se vea una oportunidad, nunca se debe arriesgar todo en ella.
Comments